lunes, 31 de mayo de 2010

Día 20


Entre tu pierna y mi mano
hay un abismo inabarcable;
mayor que mis ganas de verte,
inverso al tiempo que resisto tus pupilas
y directamente proporcional a mi transparencia.

Tu piensas en cantar temas
y yo en enmarcar un pentagrama con tus silencios.

Dos realidades convergentes
en una irrealidad paralela.
Porque es olerte
y pensar en besarte,
sentir cerca tus pies
y necesitar un espacio nuestro.

Un rechazo a lo ajeno
y nostalgia de lo eximido.

Podría decirte todo mucho mejor
pero cuando te veo,
sólo puedo contar los lunares de tu cuello.
Y siempre son seis.

domingo, 30 de mayo de 2010

Día 21



Tu melena indicaba sur
pero mientras unos tiran para el monte
tú brujula exigió el norte.
Las ideas entre líneas se te suceden
Te habitan
te dominan
te guían
me seducen.
Tu gramática se sitúa por encima
de las agujas del reloj
y tus caderas, planetas de mi universo,
giran alrededor de mi ombligo.
Contigo soy el sol.

Ayer nos dio por probar el énfasis,
hoy no hemos encontrado el camino de vuelta.

Día 22


El huerto y la vida
el camino con su cementerio
las morujas, la charca.
Las cartas quemadas de la guerra
con sellos de dictadores muertos.
Ayer el lobo volvió a matar un cordero
y no lo creí, santa tomasa.
Después vi los restos del festín
y entendí la naturaleza.
Tú te agachas a coger perejil
y yo abro la bolsa, que son los recuerdos
que acumula un leve espacio
entre los huesos de mi cráneo.
Los mismos que alguien chupará
como el abuelo y los tuétanos.

Cualquier tarde me pongo a escribir nuestra historia,
cualquier noche te lo explico.

viernes, 28 de mayo de 2010

Día 23


Nunca he llamado a tu puerta
pero siempre he sabido el camino a tu cama,
como abrazada a un amor.

jueves, 13 de mayo de 2010

Día 24


Hubo un tiempo en el que compartimos la propiedad de la palabra amor.
Pero el amor no tiene propietario
ese fue el fallo
ese fue el problema,
creérselo.
Me dijiste que nuestra historia sólo estaba escrita en los buenos libros de amor.
Pero no.
Nuestra historia es de las que duele tanto escribir
que hay quien no se atreve ni a vivirla.
Pero tú sí.
Valiente.
Valiente.
Valiente.

Después llegaron los parches de nicotina
los coches de Vallecas
el mapa de China en mi mente
las miradas de más, las manos de menos
y las camas estrechas.

Pero eso ya nada tiene que ver con el amor
sólo es un hilo que separa tu vida de mi muerte.

viernes, 7 de mayo de 2010

Día 25


La memoria está sobrevalorada.
Menos mal que tú y yo
somos dos peces que nos reconocemos a cada instante.
Porque tener memoria es jugar con ventaja
y a cada esquina le puse tu nombre por puta.
Eso sí, sigues llevando abrigos que no te pertenecen en invierno
y sombreros imposibles en verano.
Luego no me vengas con que tú eres quien eres
y yo soy quien soy.
A veces,
no nos pertenecemos.
Y eso,
nos puede llevar toda una vida aceptarlo.