martes, 29 de septiembre de 2009

Día 43


Me buscabas en cada rincón oscuro,
debajo de la mesa,
en la esquina de una mentira,
en el pan duro de la cena del domingo.

Y buscando buscando,
encontraste una verdad encapuchada,
un fajo de billetes falsos
y un vibrador con forma de pinta labios.

No me busques más,
no emito decimales,
sabes que voy a por lo entero
y pienso devorar tu corazón.

Luego no digas que no te lo advertí,
en mi alma hay un prohibido aparcar,
un llamamos grúas
y un no aceptamos perras.

Pero si te quieres quedar,
vienes
y te quedas.