lunes, 14 de diciembre de 2009

Día 41


Cuando no hay un lugar al que regresar
y la vuelta sólo es el retroceso a un sitio indeterminado;
cuando los silbidos son para otro
los abrazos,
los besos,
las caricias;
cuando hablar de amor no tiene sentido
ni criterio
ni ubicación en conversaciones imposibles...
Cuando uno encuentra paz en el rechazo
y en el epicentro del vacío.
Cuando sólo te rodea un abismo opaco
y es una odisea tomar cualquier decisión,
es en ese momento cuando disculpamos cualquier barbarie,
como querer verte y destrozarnos de nuevo el corazón.

sábado, 28 de noviembre de 2009

Día 42


He borrado tus mensajes odiándome
he rescatado tus silencios con pasión
te he amado por encima de lo que uno entiende por amar
y también por debajo de la falda.
Pero a Nuria le dijeron las monjas que a dios no se le puede matar
y yo a tí mucho menos.

martes, 29 de septiembre de 2009

Día 43


Me buscabas en cada rincón oscuro,
debajo de la mesa,
en la esquina de una mentira,
en el pan duro de la cena del domingo.

Y buscando buscando,
encontraste una verdad encapuchada,
un fajo de billetes falsos
y un vibrador con forma de pinta labios.

No me busques más,
no emito decimales,
sabes que voy a por lo entero
y pienso devorar tu corazón.

Luego no digas que no te lo advertí,
en mi alma hay un prohibido aparcar,
un llamamos grúas
y un no aceptamos perras.

Pero si te quieres quedar,
vienes
y te quedas.

viernes, 24 de julio de 2009

día 44


Pones la alarma para no retrasarte.
Tenemos 26 minutos.
26 minutos para recordar qué es de tu vida,
tus miedos, tus pasiones, tus alegrías..
pero el tiempo pasa
y cuando ya sólo puedo pensar en sumergirme en tu mirada
suena la alarma y desapareces.
El tiempo no existe cuando se necesita.
...Qué guapa estás con tantas rayas encima.
Te regalo una intimidad ojerosa
que habla de todas las perversiones que tienes en la cabeza.
No sé si eres mi hija, si te he parido, si fuiste mi primera amante,
mi madre, mi diosa, no sé si me has ahogado con tus piernas
o me rescataste del cuarto de juegos;
pero, amor, no marques las horas.
Esa noche pensé que sería la última,
me suplicaste ser la sombra de mi perro
pero ni interpretabas como Jacques Brel,
ni tenías voz y mucho menos voto.

viernes, 17 de julio de 2009

Día 45


Grita hasta que se te hinche la vena y te duela la garganta.
Hasta que no puedas escuchar nada más que un hilo muy agudo cosido en tu cerebro.
Grita hasta que lo gritado pierda el sentido
hasta que todo se pare alrededor de tí
y eso sea lo normal.
Grita hasta que tu voz sea un eco en el universo
y te libere de todos tus miedos y dolores.
Pero grita. Grita por dios, o por lo menos,
di algo,
aunque sea que me odias.

martes, 16 de junio de 2009

Día 46


El futuro se escribe con las ilusiones del presente.
95 y pedaleando...

lunes, 8 de junio de 2009

Día 47


El verano ha aparecido de improvisto sobre mi memoria a corazón cerrado.
Ahora sólo me apetece jugar a ver los escalones que puedo saltar,
esperar despierta a la siguiente estrella fugaz,
y comprender que el encanto de la vida
no reside más allá de las fronteras de tus pupilas.

domingo, 24 de mayo de 2009

Día 48


Cuando digo I don't speak english
es que ni siquiera voy a hacer el esfuerzo.
Me prohíbo pronunciar palabra
y comienzo el festival de miradas.

martes, 5 de mayo de 2009

Día 49


Señores y señoras,
ante sus ventanas,
el teatro más grande del mundo:
la vida.

viernes, 20 de marzo de 2009

Día 50


No tengas prisa,
para todo hay tiempo
aunque éste
tenga el capricho de agotarse.

jueves, 15 de enero de 2009

Dia 51


Pronto me enseñaste a jugar a las damas.
Por eso ahora porto sombrero,
respondo a tu nombre para enmarcar mis silencios
y lo siento,
pero aun no sé cómo hacerlo,
ya he aprendido que
el instinto maternal
se despierta con las primeras frustaciones.